¿Dónde terminan los ingredientes farmacéuticos activos (IFA)?

Alejandro Scasso – Gerente de Tecnología Farmacéutica

Millones de personas que toman medicamentos para curar o paliar una enfermedad, nunca se plantean dónde acaban finalmente las sustancias farmacológicas contenidas en un fármaco.

Estudios recientes indican que, en la mayoría de los ríos del mundo hay cientos de sustancias medicamentosas y sus metabolitos pueden ser identificados y cuantificados a nivel de trazas. Por supuesto, los microorganismos y las condiciones atmosféricas degradarán estas sustancias de diversas maneras hasta lograr su mínima expresión química.

Considerando lo anterior, nos encontramos con un nuevo escenario donde cualquier ingrediente farmacológicamente activo puede asumir el rol de contaminante ambiental.

En esta revisión vamos a descartar el narcotráfico, el abuso de drogas y las malas prácticas industriales como fuente de contaminación para centrarnos en el camino que sigue un IFA vehiculizado en un producto farmacéutico y el impacto ambiental que puede producir.

Tan pronto como el medicamento llega a las manos del cuidador en las instituciones de salud o del paciente ambulatorio, la sustancia medicamentosa inicia su viaje final.

Por diseño, la vía de ingreso al organismo es la administración del medicamento para lograr un efecto terapéutico, luego, el fármaco será absorbido, distribuido, metabolizado (total o parcialmente) y excretado. El fármaco no metabolizado y sus metabolitos abandonarán el cuerpo principalmente a través de la orina y las heces. Una vez en el alcantarillado, llegará a las depuradoras como cualquier otro desecho doméstico.

Los medicamentos vencidos y sin usar a menudo se eliminan a través de varias vias. Incluida la eliminación de las unidades extraídas de sus envases en desagüe cloacal. Esta es una práctica común y un procedimiento recomendado para evitar el mal uso del medicamento. Una vez en los desagües, la sustancia iniciará un proceso de degradación que se acelerará en las plantas de tratamiento de aguas residuales.

Ninguna de las vías descritas evitará que, hasta cierto punto, las sustancias farmacológicas lleguen a las fuentes naturales de agua convirtiéndose en contaminantes del agua o contaminantes farmacéuticos.

En los últimos 20 años, la contaminación farmacéutica se ha considerado más seriamente. Incluso, desde la perspectiva regulatoria, se requiere presentar una evaluación de riesgo ambiental como parte del expediente de presentación de aprobación de medicamantos.

Resulta de interés resaltar la magnitud del impacto ambiental de la sustancia medicamentosa a través de la mención de una serie de hallazgos relevantes.

The Guardian ha publicado:

Las drogas arrojadas al medio ambiente podrían ser la causa de la disminución de la vida silvestre

…Los productos farmacéuticos potentes que se vierten en el medio ambiente a través de las aguas residuales humanas y animales podrían ser una causa oculta de la crisis mundial de la vida silvestre, según una nueva investigación. Los científicos advierten que el uso mundial de los medicamentos, que están diseñados para ser biológicamente activos en bajas concentraciones, está aumentando rápidamente, pero que actualmente se sabe muy poco sobre su efecto en el mundo natural.

Los estudios sobre el efecto de la contaminación farmacéutica en la vida silvestre son raros, pero un nuevo trabajo revela que un antidepresivo reduce la alimentación de los estorninos y que un medicamento anticonceptivo reduce drásticamente las poblaciones de peces en los lagos

Las drogas han contaminado peligrosamente los ríos del mundo, advierten los científicos:

“…Los científicos midieron la concentración de 61 ingredientes farmacéuticos activos (API) en más de 1000 sitios a lo largo de 258 ríos y en 104 países, cubriendo todos los continentes. Solo dos lugares no estaban contaminados: Islandia y un pueblo venezolano donde los indígenas no usan medicinas modernas.

The most frequently detected APIs were an anti-epileptic drug, carbamazepine, which is hard to break down, the diabetes drug metformin, and caffeine. All three were found in at least half of the sites. Antibiotics were found at dangerous levels in one in five sites and many sites also had at least one API at levels considered harmful for wildlife, with effects such as feminising fish…

Desde Euronew se nos advierte que

Ríos contaminados con antibióticos podrían causar la 'próxima pandemia', advierten científicos:

“…La contaminación farmacéutica representa una “amenaza global” para la salud ambiental y humana, según los investigadores. Cuando los antibióticos ingresan a nuestras vías fluviales, aumentan las probabilidades de que las bacterias desarrollen resistencia a los antimicrobianos, lo que, según la OMS y la ONU, es uno de los mayores peligros para la humanidad...”

Harvard Medical School publica un artículo en junio de 2011

Drogas en el agua

Aunque concluyen que el nivel actual de ppb o ppm de fármacos en el agua no provoca ningún efecto en humanos, señalaron en referencia 

a los efectos sobre los peces y la vida silvestre:

“En contraste con la incertidumbre sobre los efectos en la salud humana, hay bastante evidencia de que los productos farmacéuticos en el agua afectan la vida acuática, particularmente los peces. Numerosos estudios han demostrado que el estrógeno y los productos químicos que se comportan como este tienen un efecto feminizante en los peces macho y pueden alterar la proporción de hembras a machos. Las fuentes de estrógeno incluyen las píldoras anticonceptivas y los tratamientos hormonales posmenopáusicos, así como el estrógeno que las mujeres producen y excretan de forma natural. Se han encontrado peces intersexuales, criaturas con características sexuales tanto masculinas como femeninas, en secciones muy contaminadas del río Potomac. Los estudios de peces aguas arriba y aguas abajo de las plantas de tratamiento de aguas residuales han encontrado más peces hembras e intersexuales aguas abajo de las plantas, presumiblemente debido a los niveles más altos de estrógeno en el agua aguas abajo. Otra investigación ha descubierto medicamentos antidepresivos populares concentrados en el tejido cerebral de los peces aguas abajo de las plantas de tratamiento de aguas residuales...”

La mayoría de las recomendaciones para reducir el aumento de la contaminación farmacéutica se centran en:

  • -Educar a las personas sobre la eliminación segura de medicamentos, tanto en el hogar como en ámbito hospitalario.
  • -Aumentar el control sobre los efluentes en las plantas de tratamiento de agua
  • -Implementar una política de devolución de medicamentos no utilizados a los centros de acopio, quienes desecharán los medicamentos por métodos alternativos (incineración a alta temperatura) que minimicen la cantidad de medicamento vertidos en los sistemas de agua.

Suscribite a
#AmarinNews



    ¡Asóciese con nosotros!

    Ofrecemos experiencia y “know how”; y al mismo tiempo, flexibilidad y adaptabilidad a los requerimientos de nuestros clientes.