Dr. Roberto Gabach: “Si es difícil se planifica, si es imposible se intenta”

El Dr. Gabach, nuestro director & gerente de Nuevos Proyectos, analiza el presente y nos adelanta el futuro de Amarin y del mercado transdermal.

El Dr. Roberto Gabach se desempeña desde hace casi 40 años en la industria farmacéutica. Con su experiencia y valiosa información sobre el sector transdermal, desmitifica los rumores de que este nicho de mercado está en retroceso.

Aquí compartimos con usted un claro y detallado resumen sobre la actualidad y el futuro de este sector.

¡Que la disfrute!

 

Un recorrido por su historia                

 

El Dr. Roberto Gabach es el primer integrante de su familia que se graduó como médico. Nos confiesa que al concluir la escuela secundaria tuvo la intención inicial de formarse como piloto comercial. Sin embargo, ante la imposibilidad de hacerlo, meses después comenzó su carrera en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, donde obtuvo su título de médico.

 

Durante su etapa de estudiante trabajó para sustentar la carrera, así es como comenzó su labor en la industria farmacéutica en su tercer año de la Facultad. El Dr. Gabach recuerda que, alrededor de 1983, su madre encontró un anuncio en un diario que ofrecía trabajo a estudiantes de medicina para ingresar como agentes de promoción médica. Así, tuvo su primer contacto con la industria farmacéutica formando parte, junto a otros estudiantes de medicina de un equipo especial dentro de un laboratorio nacional.

 

Después de graduado y a través de los años ocupó diferentes posiciones en compañías como Szabo & Kessler y Laboratorios Roemmers, en el Área Internacional.

 

Luego ingresó en Laboratorios Beta S.A. donde llegó a la posición de director médico. El Dr. Gabach confiesa que el momento previo al ingreso en esta empresa fue una instancia crucial en su vida, ya que debió elegir entre las propuestas laborales, que tuvo a la vez, de dos compañías nacionales, sólidas y en crecimiento. Eligió Laboratorios Beta lo que le permitió conocer luego a la división de desarrollo de transdermales de aquella empresa, la cual fue la base de la creación de Amarin Technologies.  

 

Fue médico de Planta del Servicio de Toxicología, Departamento de Medicina Interna del Hospital de Clínicas “José de San Martín”. Y, también fue docente en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y en la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador, donde llegó a ser Profesor Titular de Toxicología. El Dr. Gabach destaca que siempre disfrutó de su carrera como médico, ya sea en su labor en el área asistencial como durante su larga trayectoria como docente en niveles de pregrado y postgrado.

 

El futuro del mercado transdermal

Existen rumores acerca de que el mercado transdermal está en un lento declive. Cuando le consultamos al Dr. Gabach cómo ve el futuro de la industria transdermal, afirma: “lo veo con un crecimiento sostenido”.. En este sentido comenta que “hay distintas tecnologías que se están desarrollando para poder incrementar el número de moléculas administradas a través de la piel. Lo cual llevará a un crecimiento del sector transdermal por la incorporación progresiva de diferentes agentes terapéuticos ”.

 

Sin embargo, “la salida al mercado de productos transdermales es más lenta que lo que sucede con el resto de la industria farmacéutica”, destaca Gabach. Esto se debe a que “los parches son productos complejos. (...) No todas las drogas disponibles a nivel terapéutico pueden administrarse en forma transdermal y los desarrollos de estos sistemas, comúnmente llamados parches, exigen más tiempo, mayor inversión y deben cumplir más requisitos para ser aprobados que otras formas farmacéuticas”.

 

Los retos del mercado transdermal

 

En general, el desarrollo de cualquier sistema transdermal representa tres desafíos:

 

  • Lograr que la droga tenga una adecuada biodisponibilidad

 

Es decir, que traspase la piel y mantenga concentraciones estables en sangre y con utilidad terapéutica para que el producto sea eficaz.

 

En este sentido, explica que “el gran reto de esta tecnología es usar incrementadores de permeación indicados o enhancers (por la palabra en inglés). Con el propósito de lograr una adecuada penetración en especial a nivel del llamado estrato córneo, es decir, la capa más superficial de la piel. La tecnología transdermal trata de superar esta barrera a través de distintos tipos de enhancers, los cuales se seleccionan teniendo en cuenta, entre otras cosas, las características del principio activo con el que se está trabajando. La aparición de nuevos incrementadores de permeación, y en especial la combinación de estos en una misma formulación, permiten ampliar el número de drogas que pueden ser administradas por vía transdermal y con ello la cantidad de productos disponibles”.

 

  • Tener una adecuada adhesividad

Otro requisito mayor de los sistemas transdermales es permanecer fijados a la piel durante el tiempo necesario para lograr una concentración estable de droga en sangre. La duración de la aplicación dependerá de las características del parche, “los hay de recambio diario, otros que se reemplazan cada 3 o 4 días y los que alcanzan la máxima extensión en 7 días, por lo menos en cuanto a productos comerciales”. Cuando se desarrollan sistemas transdermales genéricos, el objetivo es que la adhesividad de la copia no sea inferior que la del parche original.

 

  • Asegurar que el parche no irrite la piel

 

Este es otro requisito sine qua non para la aprobación de estas formas farmacéuticas. El sistema transdermal no solo debe ser eficaz y tener adecuada adhesividad, sino también una buena tolerancia local, es decir, no debe causar irritación en el sitio de aplicación.

 

Por ejemplo, para desarrollar una forma genérica deben cumplirse al menos con tres requisitos, ya hay que demostrar que “no es diferente al parche original”.Cumplir todas estas exigencias hace de por sí más complejo el desarrollo de un transdermal respecto, por ejemplo, de una forma farmacéutica de administración oral.

 

Las tecnologías que revolucionan el mercado transdermal

 

Como vemos, los incrementadores de permeación o enhancers tienen un papel crucial para la actividad terapéutica tópica o sistémica de un sistema transdermal. Al consultarle sobre qué clase de incrementadores emplean en Amarin nos comenta: : “Nosotros trabajamos con Es decir, con sustancias que se agregan a los adhesivos para facilitar el pasaje de la droga a través de la piel.”

 

Asimismo, señala que en la actualidad se están desarrollando varias tecnologías destinadas a mejorar la eficiencia de los parches. “Nosotros estamos interesados en estudiar y en avanzar sobre nuevas líneas de desarrollo”, amplía.

 

El Dr. Gabach menciona las tecnologías que pueden revolucionan el mercado transdermal:

  • Enhancers particulados: Se refiere esto al uso de nanopartículas, liposomas, microemulsiones, y otros tipos de formas particuladas.

 

  • Enhancers físicos: Hay por ejemplo desarrollos transdermales basados en iontoforesis o ultrasonido.

Pero una tecnología que está avanzando y perfeccionándose es el empleo de microagujas. Son decenas o cientos de agujas micrométricas que están en la superficie del parche que toma contacto con la piel y que contienen o están revestidas por el principio activo, es decir, el agente terapéutico. En este sentido, confiesa, “si bien puede dar esta descripción cierta idea de dolor en la aplicación, los parches con microagujas no causan molestias porque al ser tan pequeñas no alcanzan las estructuras nerviosas responsables de la percepción del estímulo doloroso”.

Asimismo, aclara que no se trata de una tecnología nueva, ya que “la primera patente de parche de microagujas es de 1976”.Gabach afirma que “la evolución de estos dispositivos fue muy lenta, pero de mejora sostenida y puede ser en un futuro muy cercano una forma común de administración de drogas. Se están estudiando distintas moléculas para su administración a través de parches con microagujas disolvibles o biodegradables. Esta tecnología tiene altas chances de convertirse en una forma de administración de vacunas por sus notorias ventajas sobre la aplicación inyectable tradicional. Una de las principales es que no necesitarían cadena de frío”.

 

¿Qué hace único a Amarin en el mercado transdermal?

 

Como comentamos en el recorrido por su historia, el Dr. Gabach ingresó a Laboratorios Beta donde se comenzaron a escribir las primeras líneas de la historia de Amarin.

 

“Fue allí donde conocí al Dr. Francisco Stefano primero, quien lideraba el equipo de desarrollos transdermales, y luego al Contador Sergio Lucero, que estaba a cargo de asuntos internacionales dentro de la empresa. Con ellos forjamos una relación que se consolidó a través de los años de trabajo conjunto en Amarin”, , resume.

 

Hoy Amarin es una empresa sólida que Gabach define en tres palabras:

 

  • Profesionalismo

En este sentido destaca: “Por la necesidad de estar en el mercado internacional con nuestros desarrollos, las distintas áreas de la empresa se perfeccionaron y adquirieron los conocimientos necesarios para ser competitivos frente a otras empresas del exterior. No creo equivocarme al decir que el grupo de trabajo de Amarin está al mismo nivel que sus colegas de cualquier otra empresa internacional”.

 

  • Competitividad

En este sentido, destaca que “Amarin es una empresa chica que está compitiendo en un mercado donde hay compañías muy importantes y destacadas en tecnología transdermal”.

 

“Tenemos que brindar algo más de lo que las empresas más grandes ofrecen: una relación fluida con el cliente, un trato directo, costos adecuados y tiempos optimizados de desarrollo”

Dr. Roberto Gabach

 

  • Estrategia

Gabach aclara “Amarin es una empresa con una capacidad de desarrollo limitada a los recursos humanos y financieros de los que dispone”.A la vez remarca que: “la estrategia está en ser muy cautos en la selección de nuevos proyectos, para poder poner toda nuestra capacidad intelectual, operativa y financiera en desarrollos posibles de concretar, que resulten atractivos para potenciales partners”.De este modo, poder alcanzar los objetivos que son: conseguir nuevos clientes e introducir nuevos productos a nivel internacional”.

 

“conseguir nuevos clientes e introducir nuevos productos a nivel internacional”.

 

En sus casi 40 años en la industria farmacéutica, Gabach ha pasado por varias empresas e interactuado con distintas áreas de las mismas. Aquí nos comparte los que son, a su criterio, tres aprendizajes principales.

 

  • La importancia de la interacción

Confiesa que si bien no coincide con el hábito de reuniones excesivas, aclara que “las reuniones bien organizadas permiten una interacción fructífera entre las diferentes áreas y un intercambio de pensamientos, miradas, puntos de vista que pueden ser muy enriquecedores”.Asimismo, destaca que “la interacción entre áreas es muy importante para la conformación de nuevos proyectos y para la introducción de nuevas ideas en una organización”.  

 

  • La perseverancia en los objetivos y en las propuestas

Explica que “la perseverancia en los objetivos y el seguimiento sostenido de los proyectos es fundamental en cualquier empresa. Por otra parte, cuando uno está convencido que una idea puede ser útil y piensa que se encuentra en el camino correcto, no tiene que abandonarla. Una idea puede no ser bien recibida por una organización en un determinado momento y pasar a ser brillante en otro. La forma en cómo es presentada es fundamental”.

 

  • Además del conocimiento es importante la imaginación

Al respecto explica, “hay una empresa de renombre cuyo lema es ´Piensa diferente´, que busca romper con la tendencia de pensar de forma convencional. Es conveniente tratar de analizar una idea o un proyecto desde distintas perspectivas. La idea es: no atarse a preconceptos y desafiar nuestras ideas ante la mirada y el juicio de los demás cuando uno cree con firmeza que esas ideas son útiles para la empresa. La imaginación puede ser más importante que el conocimiento”.

 

 

En conclusión,

 

El Dr. Roberto Gabach es una de las piezas claves en la generación de nuevos proyectos de Amarin. Su mensaje es de superación y perseverancia a la hora de perseguir los objetivos propuestos en cada proyecto. “Lo difícil se planifica, lo imposible se intenta””, nos dice ser una de las frases (no propias) que tiene como preferidas.

 

We can make your transdermal project a reality. Contact us and we will tell you how we will do it.

Suscribite a
#AmarinNews



    ¡Asóciese con nosotros!

    Ofrecemos experiencia y “know how”; y al mismo tiempo, flexibilidad y adaptabilidad a los requerimientos de nuestros clientes.