5 ventajas de los parches transdérmicos por sobre otras formas de administración de medicamentos

En este artículo le contamos las principales ventajas que posee el parche transdérmico respecto a otras formas de dosificación y vías de administración.

El parche transdérmico es una de las formas farmacéuticas disponibles en el mercado, generalmente compuesta por un adhesivo sensible a la presión que al ser aplicado sobre la piel administra un fármaco en la circulación sistémica hasta llegar al lugar de acción o bien a nivel local (como es el caso de los plasters). Algunas de sus ventajas son:

    Administración controlada y constante

    Mejor biodisponibilidad

    Método no invasivo

    Fácil aplicación

    Mejor cumplimiento del paciente

Conozca en las siguientes líneas cómo el parche transdérmico puede ayudar a superar los inconvenientes asociados a otras vías de administración, como la oral y la intravenosa, a la vez que mejora la efectividad del tratamiento terapéutico.

Administración transdérmica de medicamentos: una práctica con historia

Desde el principio de los tiempos distintas culturas han explorado la administración de medicinas a través de la piel. Se conoce que en poblaciones antiguas de África ya se aplicaban plantas y minerales para tratar afecciones en la dermis.

A través de los siglos se fueron desarrollando distintos productos tópicos como cremas, geles, cataplasmas, ungüentos y lociones. Los cuales actúan de forma local en las primeras capas de la piel (estrato córneo y epidermis).

En 1979 el desarrollo de productos farmacéuticos transdérmicos dio un salto cualitativo con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos norteamericana (FDA, por sus siglas en inglés) del primer parche con escopolamina para tratar la cinetosis. Un producto farmacéutico autoadhesivo que administra la cantidad terapéutica y efectiva de una droga a través de la piel del paciente. Un método seguro y eficaz que posee múltiples ventajas. 

En las últimas décadas se han producido importantes avances. Hasta la fecha hay 23 parches aprobados por la FDA, los cuales sirven para tratar un amplio abanico de afecciones y enfermedades como dolor crónico, reemplazo hormonal, Demencia asociada a la enfermedad de Párkinson, Alzheimer, trastorno de déficit de atención (TDAH), por nombrar algunas.  

En la actualidad, se trabaja en el desarrollo de adhesivos novedosos, nanopartículas y potenciadores de la permeación química para mejorar la solubilidad de los fármacos con el objetivo de ampliar este listado. 

A continuación enumeramos las principales ventajas que ofrece este sistema:

1) Administración controlada y constante

Los parches transdérmicos cuentan con la dosis justa del ingrediente farmacéutico activo (API, por sus siglas en inglés) debido a que la administración es:

    Constante: El sistema está diseñado para suministrar el fármaco a una velocidad constante, para obtener una concentración en la sangre y mantenerla hasta que se retire el sistema. Tras la retirada del parche, la concentración en sangre disminuye a un ritmo consistente con la farmacocinética del fármaco.

    Controlada: La piel es la membrana que controla la velocidad de entrada del medicamento al organismo. También se puede indicar la duración total de la liberación del API y la dosis desde el sistema empleado y la superficie del parche. Lo cual se expresa como masa por unidad de tiempo para una superficie.

2) Mejor biodisponibilidad

La administración a través de los parches transdérmicos optimiza la cantidad y velocidad en la que el organismo absorbe el API y lo lleva a estar disponible en el sitio de acción. Debido a que el parche transporta el medicamento al torrente sanguíneo, evitando el sistema gastrointestinal y el metabolismo de primer paso en el intestino e hígado. 

Por ejemplo, a través de la administración oral el medicamento puede ser degradado al ingresar al tracto gastrointestinal debido a una reacción enzimática o por la exposición al ambiente del estómago. También puede ser un limitante su solubilidad en el líquido del intestino y su permeabilidad a través de su membrana.

3) No invasivo

La administración del fármaco mediante el parche transdérmico es muy ventajosa en comparación con la vía oral o intravenosa, sobre todo porque ofrece mayor confort al paciente.

Aunque la administración de medicamentos por vía oral es la más frecuente, en algunas ocasiones puede ser desaconsejada. Como es el caso de personas:

    Con dificultad al tragar (Disfagia)

    Que experimentan intolerancia al fármaco en el proceso de metabolización

    Que se encuentran dormidos, no responden o no pueden ingerir medicamentos vía oral 

Por su parte la administración vía intravenosa, cuenta con una dosificación precisa y al introducirse al torrente sanguíneo también evita el metabolismo hepático. Sin embargo, causa dolor e incomodidad en el paciente, además de gastos asociados a la gestión de los residuos patógenos generados con su uso.  

4) Autoadministración

Una de las enormes ventajas que ofrece este sistema es la fácil aplicación del parche y la autoadministración. No se precisa de personal experto para su colocación, como es el caso de la vía intravenosa.

Tan sólo es necesario que el paciente adhiera el parche transdérmico en la zona prescrita según sus necesidades terapéuticas. Puede ser en el pecho, las nalgas, el abdomen, la parte superior del torso o la parte superior externa del brazo. Sólo se requiere que la piel esté intacta (sin lesiones ni heridas) y la zona se encuentre limpia, sin grasa y sin pelo.

En el caso de que se registren reacciones adversas como prurito, irritación o eritema con sólo retirar el parche se detiene la administración del fármaco. Lo que hace seguro a este sistema incluso cuando hay una intolerancia al API suministrado.

5) Mejor cumplimiento del paciente

La simplicidad del sistema ayuda a un mejor cumplimiento del tratamiento terapéutico.

    Disminuye el riesgo de olvidarse de tomar la medicación, como sucede con la administración por vía oral, ya que la administración del parche suele ser más infrecuente que sus alternativas

    Evita las sobredosis accidentales, debido a que la dosis del medicamento se encuentra determinada en el sistema.

    No precisa contar con asistencia para la aplicación del fármaco como sucede en el caso de una inyección intravenosa.

 

En conclusión, los parches transdérmicos son el resultado de años de investigación que dan respuesta a la necesidad de tratamientos terapéuticos más eficaces que a la vez: brindan mayor comodidad y seguridad para el paciente.

 

Si bien este sistema en la actualidad posee un listado de fármacos limitado, los investigadores y desarrolladores trabajan de forma activa para ampliarlo en el futuro cercano.

 

 

Fuentes:

  1. Ramadon, D., McCrudden, M.T.C., Courtenay, A.J. et al. Enhancement strategies for “Transdermal drug delivery systems: current trends and applications”. Drug Deliv. and Transl. Res. (2021). https://doi.org/10.1007/s13346-021-00909-6
  1. Pharmacopeial Forum USP-NF. Vol. 35 (3). May- June 2009. “Topical and Transdermal Drug Products” https://www.uspnf.com/sites/default/files/usp_pdf/EN/USPNF/transdermalStimArticle.pdf
  1. U.S. Food and Drug Administration. 04/23/2018. “Transdermal Drug Products Report”. https://www.fda.gov/industry/generic-drug-user-fee-amendments/fys-2013-2017-gdufa-science-and-research-report-transdermal-drug-products

Suscribite a
#AmarinNews


    ¡Asóciese con nosotros!

    Ofrecemos experiencia y “know how”; y al mismo tiempo, flexibilidad y adaptabilidad a los requerimientos de nuestros clientes.